Cómo conseguir ser un blogger de éxito

El objetivo de todos los bloggers que empiezan habilitando un blog es convertirse en una persona de referencia en una temática concreta. Sin embargo, con la inmensa cantidad de bitácoras que existen en la red es muy difícil destacar entre la competencia, para ello, hay que buscar fórmulas y, sobre todo, hay que ser original y uno mismo para llegar a triunfar.

La mayoría de los bloggers que activan un blog en la red buscan llegar alcanzar una comunidad fiel que les siga, lea y comparta los contenidos asiduamente y que, además, les respete y les considere una persona de referencia en el sector. Llegar a convertirse en una persona de notoriedad en un determinado sector no es una labor sencilla, sobre todo, si no sigues una línea de comportamiento.

Para llegar a conseguir el éxito como blogger es necesario no cometer una serie de errores que a continuación vamos a citar.

No escribir contenidos para vender sino para aportar valor. Pensar en el usuario

Este es uno de los fallos más habituales que se suelen ver en todos los blogs. Cuando una persona decide lanzarse a escribir en la red tiene que tener bien claro qué tipo de contenidos va ofrecer a los usuarios. Los internautas jamás muestran interés por publicaciones comerciales, lo que buscan en Internet son contenidos que aporten valor.

Lo recomendable si quieres triunfar con tu blog es generar contenido que produzca confianza, que sea honesto y que no consista en vender.

No saturar el blog con demasiada publicidad

Otro de los grandes errores de los bloggers es insertar demasiada publicidad, si quieres que tu blog alcance el éxito no te dediques a colocar demasiados banners o ventanas emergentes. El exceso de publicidad carga a los usuarios que acaban por abandonar un blog si al aterrizar en una página encuentran más contenido comercial que información relevante.

Admitir las críticas

Toda aquella persona que se preste a escribir en las redes tiene que estar abierto a recibir comentarios positivos y negativos, es un error no saber admitir críticas y, sobre todo, borrar o no contestar a aquellas opiniones con las que no estamos de acuerdo.

Ser uno mismo

Este es uno de los errores más garrafales, querer ser alguien que no eres. Tu estilo, tu forma de hablar, el lenguaje que empleas y tu identidad propia te diferenciarán del resto. No intestes ser un autor que no eres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *