Cómo posicionar una web en castellano y catalán

Esta es la disyuntiva que en esta ocasión vamos a tratar para dar con las claves principales que permiten que una web multilenguaje, bien en castellano y catalán, o en otros idiomas, consiga posicionarse como es debido. ¿Qué pasos hay que dar?, ¿cómo empiezo?, ¿cuál es la gestión correcta para poder llevarlo a cabo?

Analizar al público

Uno de los aspectos fundamentales consiste en asegurarse de cuál es mi público. Por qué debería empezar un proyecto web orientado a varios idiomas. Para este caso tomamos por ejemplo un negocio ubicado en Cataluña, como puede ser un centro de pádel en Barcelona. En este supuesto conviene destacar y analizar el perfil de gente que acude a estos centros especializados o clubs.

Una manera interesante de estudiar esto es elaborando un diagrama con los asistentes durante un periodo, o analizar el número de socios y sus fichas y ver si la mayoría son gente de la propia ciudad, que en este caso suele ser lo habitual, o si son gente de fuera de la comunidad, o incluso extranjeros. Esto servirá de guiar para saber cómo organizar la web.

Organización del proyecto web y posicionamiento

Llegados a este punto, y con el diseño aprobado y la maquetación en producción, conviene delimitar previamente cómo organizar la web. Elegidos los idiomas representativos, el paso siguiente sería incorporarlos a la web, ya sea como dominios nuevos independientes cada uno, divididos en subdominios, o con subcarpetas.

Con independencia de cada una de las opciones (dependiendo de cual cuentan con una serie de ventajas), otra faceta que no debe fallar es la coherencia entre las páginas. Mantener el diseño en los diferentes idiomas ayudará a homogeneizar la marca de cara al usuario.

Respecto a la estrategia SEO debe estar orientada a cada idioma y público. Si bien el contenido puede ser similar, el estudio de palabras clave debe estar enfocado a las intenciones de búsqueda en cada idioma. Por otro lado, para comprobar la evolución de cada uno de los proyectos, mi recomendación es que en Google Analytics configures vistas distintas para cada uno de los idiomas (para el público que busca en español y para los que lo hacen en catalán) y una propiedad global que aúne a todas (máster). Lo mismo en Google Search Console.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *