Estudiando eyetracking en el caso Bavaria

eyetracking

¿Qué es eyetracking?

El eyetracking es método que consiste en seguir los movimientos oculares de una persona o usuario para determinar qué mira, qué ve y a qué tipo de mensajes presta más atención. Esta técnica tecnológica de seguimiento de los ojos permite obtener información muy interesante sobre los comportamientos de un cliente o internauta en una página web.

El eyetracker funciona lanzando una serie de rayos infrarrojos a los ojos de quien ha accedido a una página web y facilita a los webmasters un mapa de calor donde se muestra con colores cálidos los elementos a los que un usuario prestó más atención.

El eyetracking está catalogada como una herramienta imprescindible para estudiar el comportamiento de los visitantes en una página web, extraer conclusiones sobre la usabilidad de una página y examinar qué tipo de mensajes atraen más a los usuarios.

El eyetracking se utiliza por las empresas de marketing online para obtener información respecto algunas preguntas claves que como difusores de mensajes nos planteamos:

  • Qué tipo de información llama la atención a un usuario
  • En qué elementos se fija primero un usuario al acceder a una web
  • Por qué hay aspectos que resultan totalmente invisibles para algunos internautas
  • Qué le atrae a un usuario de una web
  • Qué intenciones tiene un usuario en una web
  • Dónde se debe situar los contenidos de valor

Caso Bavaria

A través del estudio obtenido por la técnica eyetracking se pudo observar el fallo tan grande que cometió la empresa Bavaria al lanzar su nuevo producto al mercado. La empresa de cosmética natural cometió un fallo garrafal, es decir, el de comercializar el producto desde su punto de vista sin tener en cuenta al cliente.

Para aquellos que no recordéis lo sucedido, hace ya tiempo Bavaria decidió promocionar su nueva crema anti-arrugas en la que destacaba como valor positivo que estaba compuesta con productos de origen natural, en particular veneno de abeja. Lo que intentaba destacar en su campaña publicitaria como un aspecto positivo, es decir, una crema con únicamente componentes naturales causó el efecto contrario ya que los usuarios percibían la palabra “veneno” como algo negativo.

El problema de la nefasta campaña publicitaria y del poco número de ventas  del artículo se pudo comprobar mediante el uso del eyetracker.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *