La importancia de contar con una buena hemeroteca física y digital

Para cualquier empresa que se precie, sobre todo cuando se encuentra inmersa en el sector de la información, las fuentes, contrastar noticias y tener todo bien archivado es fundamental. Así como para centros o negocios donde el papel y los formatos físicos todavía siguen muy vigentes, contar con archivadores para guardar documentos es, sin duda, un objeto de obligado uso.

Es cierto que la digitalización ha provocado que la mayoría de nosotros, sobre todo los nativos digitales, decidan guardar todo en discos duros, usb o en el propio ordenador. Y eso está bien. No obstante, la nostalgia por el papel, y su uso de diario es todavía una realidad.

Por qué usar archivadores para guardar ficheros

Vamos a poner un ejemplo claro. En un bufete de abogados se está en continuo trabajo. Esto significa que son muchos los papeleos y contratos archivados que quedan guardados, o documentos a los que se les suele echar un vistazo para realizar cualquier tipo de consulta. Cuanto mejor estén archivados y ordenados más fácil será para el profesional dar con el resultado que busca.

Otro caso muy típico tiene que ver con la formación académica. En los colegios, institutos, y en definitiva, en cualquier centro de formación son muy normales los exámenes. Para archivar todos estos exámenes o apuntes una buena solución son los archivadores que os comentamos. Pero no solo se usan en entornos más profesionales, sino que da forma individual y particular también son realmente útiles. ¿Quién no ha utilizado alguna vez n archivador para ordenar los apuntes que más tarde se van a estudiar? Quizás sea la aplicación más generalizada y común de estos sencillos archivadores cuyo uso no trasciende más que a eso, el de guardar documentos para facilitar el trabajo más tarde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *